Saltar al contenido

¿Cómo Realizar el Mantenimiento Preventivo Automotriz?

Trucos para hacer mantenimiento de tu coche

Para nadie es un secreto que contar con un automóvil, más allá de ser un beneficio bastante amplio, también acarrea una gran responsabilidad. En esta oportunidad, te hablaremos del mantenimiento preventivo automotriz que puedes aplicar sin necesidad de ir al mecánico.

Es verdad que existen muchos servicios de mantenimiento automotriz para aquellas personas que desean tener sus carros al día, pero también hay una realidad, y es que existen mantenimientos que puedes ejecutar tú mismo/a sin ningún tipo de problema, pero siempre recuerda llevar un plan de mantenimiento estricto. 

¿Por qué hacer un mantenimiento preventivo automotriz?

En este momento si tienes dudas de por qué hacer un mantenimiento preventivo a tu vehículo, te decimos que es importante saber o conocer que pese a que un producto puede tener una durabilidad importante con mantenimiento, hay piezas que inequívocamente se dañarán con el paso del tiempo.

Cómo puedo hacer mantenimiento de mi automóvil
Conoce cuales son las partes que necesitan mantenimiento automotriz

Recuerda que lo más importante a la hora de tener un auto, es entender que un mantenimiento no sólo aumentará el rendimiento del mismo, sino que te permitirá ahorrar una importante cantidad de dinero.

De hecho, para aquellos que no tienen pensando durar con su auto más de 2 años ¡De igual manera se debe hacer el mantenimiento preventivo! Un carro mientras en mejores condiciones estéticas y de motor tenga, tendrá un mejor precio.

Mantenimiento preventivo automotriz que debes hacer

Si no sabes ni por dónde comenzar, has comprado un auto y quieres que su durabilidad sea lo máximo posible te hacemos las siguientes recomendaciones:

Mantenimiento preventivo de automóviles
Sigue de forma correcta los pasos para realizar el mantenimiento automotriz
  • Es importante que se cambie el aceite de motor cada tres meses. Si no te es posible cronometrar el tiempo, también debes saber que el cambio se debe ejecutar al menos cada 5.000 kilómetros. Por lo tanto, si usas tu coche para viajes largos ¡Haz el cambio de aceite! Aunado al cambio de aceite, también es importante que hagas el cambio del filtro del aire, es lo ideal para garantizar que el motor funcione de la mejor manera.
  • De manera semanal puedes revisar la presión de tus llantas. Verifica que siempre se encuentran en una misma presión.
  • Rotar tus ruedas cada 5.000 kilómetros. Es lo más recomendable para tener tu auto balanceado. Si haces este cambio, no tendrás tantos problemas al manejar.
  • Alineación del vehículo. Es importante que revises como se encuentra tu vehículo, si notas que demora más de lo casual para girar de un lado a otro ¡Haz este chequeo!
  • Sonido de los amortiguadores. Algunas personas no prestan atención a esto y si se encuentran gastados o presentan fugas, puede que generen un daño a tu máquina. Siempre deben cambiarse de manera par (los dos de adelante o los dos de atrás).
  • Revisar cómo se encuentra tu refrigerante. Esto es importantísimo. Debes asegurarte de que todo vaya bien.
  • Conocer el estado de la batería. Un chequeo de batería te permitirá saber cuánto tiempo durará la misma.
  • Revisión de faros. Si habitualmente usas tu coche de día, comprueba que los faros funcionen, para que no te lleves sorpresas en la noche.
  • Aplicar líquido a la dirección hidráulica. Esta se va consumiendo con el uso del auto, por ello, es importante rellenarlo al nivel recomendado constantemente.
  • Líquido de frenos. Recuerda que todos los frenos cuentan con líquido y se van gastando, es importante que le hagas chequeo constante.
  • Revisar bandas y correas. Esto es más que importante, debes hacer todo tipo de chequeo para poder usar tu vehículo con seguridad.
  • Colores y líquidos de tu transmisión. Recuerda siempre hacer un chequeo de esta parte del vehículo. Sólo así conseguirás reconocer cuando hay un problema en tu auto.

Como verás, ninguno de los chequeos que te hemos mencionado o descrito son demasiado complejos, simplemente se trata de hacer revisiones de rutina –mantenimiento preventivo- que a la larga nos ayudará a poder ahorrar mayor dinero y evitarte el gasto innecesario del mantenimiento correctivo.